Hay libros que tardan en llegar a las librerías. Le ocurrió a la literatura de la posguerra, cuando los primeros escritores sobrevivientes de los campos de concentración, comenzaron a publicar sus obras decenas de años después de finalizada la II Guerra Mundial. Las obras que trascienden la experiencia personal, para proyectarse sobre las epopeyas colectivas, toman su tiempo. Cuando la pelota comenzó a rodar, por Jaime Cevallos Encalada Así le ha ocurrido al periodista Jaime Cevallos Encalada, autor de ‘Cuando la pelota comenzó a rodar’.

La miserable historia de Nixon es fácilmente reproducible a cualquier deportista, de origen humilde, que pasó por el fútbol ecuatoriano. Su periplo hacia Europa es escalable a los tres millones de ecuatorianos, que a finales de la década de los noventa, abandonaron el país en búsqueda de trabajo. Lo que hace aún más redondo el argumento es la motivación de Nixon, que va más allá de obtener un salario digno, para conseguir el sueño de ver a su pequeño hijo consagrado como jugador del FC Barcelona.

Este Ulises tercermundista, ingenuo por culpa de su ignorancia, inútil para prosperar en la sociedad del conocimiento, consigue superar por azar los obstáculos que debe enfrentar. Su Odisea es más desgraciada todavía porque es negro, y donde quiera que vaya, su color lo condena a un racismo sutil pero latente.  La tragedia posmoderna está bien dibujada, en un relato preciso, donde casi nada sobra.

El relato preciso de la inmigración ecuatoriana tiene un corte periodístico indiscutible. El autor lleva 15 años como corresponsal del diario ecuatoriano El Universo, donde sus crónicas han dado cuenta de lo mejor y lo peor de este fenómeno. Una historia realista, que sólo puede ser escrita por quien ha tratado personalmente a esas personas que en las páginas de un diario apenas se permiten el testimonio de una frase, pero en una novela se convierten en personajes de largo alcance.

Ediciones Carena, Barcelona, 2015.

IMG_7747

El pasado 23 de marzo los residentes pakistaníes en Barcelona celebraron un importante día para su cultura. La conmemoración del 74 aniversariode la Resolución de Lahore, que en 1940 dio origen a lo que hoy conocemos como República Islámica de Pakistán. Seguir leyendo »

Jesús Martínez Fernández

A los periodistas con vocación nos gusta decir que nuestro oficio tiene una función social. Sin embargo, si queremos simplificar las cosas, me arriesgo a pensar que hay dos formas de asumir esta afirmación. Hay unos que usan esta actitud como un axioma pensando más en conservar un cierto estatus. El tipo de privilegios, como entrar gratis al cine, reunirse con ricos empresarios sin secretarias intermediarias, o exigir sin méritos que se les trate con pleitesías. Seguir leyendo »

Página siguiente »



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.199 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: