Archive for the ‘Cultura’ Category

Daniel Domenjó se ha estrenado en la literatura con argumentos novelescos casi fantásticos. Con un arranque trepidante, y un final agotador, desgrana la historia de la relación turbulenta entre Isadora y Jeremías. Seguir leyendo »

Anuncios

Imagen

Este año el día del libro en Barcelona fue diferente por un motivo. Por primera vez el gigante de la distribución de contenidos digitales, Amazon, estuvo presente con su propio espacio en el Hotel Husa ubicado en Las Ramblas. Amazon llegó a España en septiembre de 2011. Desde entonces el mercado doméstico de la distribución digital supo que la revolución había llegado y debían ponerse las pilas para competir con la empresa norteamericana. Para contarnos en qué consiste todo esto, invitó a los autores que ya hemos publicado en su versión española – Amazon.es – a dos actividades muy interesantes.

La primera fue una interesante charla con cuatro autores que han cosechado un cierto éxito en Amazon (Lena Blau, Fernando Gamboa, Juan Gómez-Jurado y Esteban Navarro), y dos miembros del equipo de Amazon en España, Ezequiel Szafir y Koro Castellano.

La segunda actividad fue un speed dating en el que escritores noveles pudieron intercambiar opiniones y recibir asesoramiento sobre sus proyectos, por parte de los autores ya experimentados en la publicación a través de Amazon.

Aquí contaré lo que más me llamó la atención de la primera actividad:

La historia. No importa nada, sólo la historia. El relato debe estar por encima de los intereses del mismo autor, a pesar de las dificultades, el esfuerzo que represente, sea de índole tecnológico (conocimiento de las herramientas de edición y distribución digital) o en dedicación (el tiempo que tome la promoción, como mailing, redes sociales, etc). Como se decía en los viejos tiempos, la historia debe venderse por sí misma, para que pueda ser distribuida. En este sentido, Juan Gómez-Jurado explicó que para escribir El emblema del traidor necesitó trabajar durante cuatro años, porque según él, “no era lo suficientemente maduro como escritor”.

Interacción. El contacto con los lectores no es una simple estrategia de marketing. Es mucho más. En algunos casos, los primeros lectores aportan correcciones, valiosos comentarios, que gracias a la edición digital, se pueden incluir y actualizar con un clic. Fernando Gamboa aseguró que los comentarios de sus lectores le ayudaron en cierta ocasión a corregir la obra “mejor que la propia editorial”. No hay que tener miedo, según Esteban Navarro, en publicar el email personal en la web o blog del autor. Con los teléfonos móviles se mostraron más reservados los autores 🙂

Audiencia. Está claro que todos los escritores quieren ser leídos. Sin embargo, hay de los que piensan primero en el dinero. El consenso de los autores convocados por Amazon en Barcelona, fue que es más importante conseguir que te lean, aunque sea a cambio de regalar tu obra durante un cierto tiempo. Esto no implica que debe ser por toda la vida. Pero sí considerar seriamente, que en el largo plazo es mejor que te lean más personas, en lugar de que te lean unas pocas que paguen un precio mayor. En este sentido, se comentó un tema que suele ser objeto de polémica en la distribución digital: ¿cuál debe ser el precio de un eBook? Pues está claro que si cuesta 1 dólar, será más probable que te lo compren, que si lo colocas por 5 dólares.

Herramientas. Hubo diversas preguntas del tipo “¿cuántos espacios debo dejar entre cada párrafo?”, “¿cuál es el mejor programa para realizar portadas?”, entre otras de índole informático o tecnológico. La más recomendada fue Scrivener por ser la más práctica, ágil, y sobre todo, con un alto grado de compatibilidad con la plataforma de Amazon. Según Lena Blau, las obras subidos a Amazon y creados con este software, son procesados con mayor velocidad.

Foto: web de Antoni Fuentes.

Una buena obra literaria debería ofrecer una nueva visión de lo que nos rodea.

Desgraciadamente hay muchas que hablan de lo mismo, que repiten argumentos infelizmente, sin pena ni gloria para los seres humanos que inspiran aquellos redundantes relatos. Me refiero a ciertas novelas de fantasía épica, no pocos libros de autoayuda, coaching personal y otras modas. Para colmo, existen lugares en el mundo donde se producen pocas buenas obras literarias. Ecuador es uno de ellos.

Carne Tierna y otros platos, de Diana Zavala Reyes (Jipijapa, 1983), es diferente a todo lo que he leído de Ecuador. La periodista manabita publicó con la Editorial Mar Abierto, en junio de 2011, un libro de diez relatos. ¿Eróticos? Es posible. En cinco de ellos se cuentan los detalles de unos frustrantes encuentros sexuales por cuenta de la incapacidad de sus personajes masculinos. ¿Algo más revolucionario para una cultura machista, cuyo pilar son las presuntas hazañas fálicas de los ecuatorianos? Este es un ataque frontal contra una sociedad que todavía considera la violencia machista como un asunto privado. El 80% de las ecuatorianas todavía sufre violencia machista.

Afortunadamente la poesía puede con todo. Zavala Reyes hace que las descripciones más avergonzantes sean elegantes y divertidas. Ella es fina para establecer un vínculo íntimo entre el deseo sexual y una cocina campesina, en crear la tensión adecuada entre una joven y un petulante cincuentón, o dar un profundo valor a la obscenidad de una giganta y su canturreo de infames canciones que atentan contra la dignidad de la mujer.

“Qué suerte cinco años de cama con un zángano para caer con éste que encima no se protege falta que me embarace tener un hijo que en su origen no pertenezca ni al reino del amor ni al reino del placer suena bien dónde habré escuchado esa frase (…)”

Carne Tierna y otros platos es un libro que incomoda al lector de prejuicios, amante de lo políticamente correcto, poco dado a los cambios sociales. Y también a los falsos Adonis, poco interesados en explorar con paciencia los misterios de la femineidad.

Si están hartos de los tópicos sobre los inmigrantes y de que se piense que sólo vienen a cargar ladrillos, aquí la respuesta: trabajar en un locutorio también puede ser una tarea creativa. El colombiano Alfredo Cohen estudiaba en la universidad un master sobre documental y se pagaba la habitación trabajando en un locutorio de la zona de Navas en Barcelona. Más aburrido que una ballena en Bolivia, un día se encontró con un hombre, Jorge Obando, que le pedía las llaves del sótano para realizar una peculiar reunión:  la asociación de árbitros latinos.

Así empezó esta historia que termina el 26 de junio en el Espai Jove de Gracia con la presentación del documental “En la línea”. Dice la nota de prensa: “narra la historia de un colectivo de inmigrantes latinoamericanos residentes en Catalunya, que de lunes a viernes se dedica a diferentes oficios y el fin de semana, se convierten en árbitros de fútbol de distintas canchas de la ciudad.”

Pero hay que decir también que se puede hacer trabajos originales sin recursos. No contaron con el apoyo de ninguna productora y el documental es más que decente. Se puede ver en el trailer. Esto demuestra que con iniciativa se puede aprovechar la tecnología de forma óptima. Además hacer una difusión mundial mediante amigos que escriben blogs como éste. !Felicidades Alfredo y Raynier!

Leer la entrevista completa…





A %d blogueros les gusta esto: