Archivo para noviembre, 2010

Habría que buscar en medio del frenesí del cierre de la edición del diario Público, la causa para publicar este post. Normalmente no suelo replicar en mi blog lo que publico en el papel; no tendría sentido tener un blog. Además sería pretencioso: publicando lo mismo en todas las plataformas posibles. El motivo es simple: muchos detalles que por falta de espacio (¡qué costoso eres, viejo papel!) no salieron, que considero relevantes; el segundo, una errata corregida oportunamente el día posterior, que me compromete a dar a conocer el reportaje tal como salió de mi ordenador. Abajo de la imagen, el texto original.

Sobre la errata. En el texto publicado (cuarta columna) está:

L’associanisme ha estat la font de problemes més prolífica. Ho sap bé l’argentí Javier Bonomi, l’únic que s’ha presentat com a independent (…)

En el original escribí:

El asociacionismo ha sido el semillero más prolífico. Lo sabe bien el argentino Javier Bonomi, único en haberse presentado como independiente (32) en la candidatura socialista.

Todo el artículo original:

Sólo el 1% de los 3.882 inscritos en las listas provienen de otros países.

Esta vez la memoria acertó. “Existe el riesgo de que los inmigrantes pretendan crearsu propio partido político”, explica Oriol Amorós, secretario para la inmigración de la Generalitat. Por el momento esta posibilidad se ha evitado. Por primera vez las listas paralas elecciones al Parlament han incorporado un número importante de candidatos deorigen extranjero. Incluso con más preferencia que actuales regidores. En total son 20, delos cuales 18 se estrenan en los comicios autonómicos. “La diferencia respecto a cuatroaños atrás es que ahora sí los consideran un granero de votos”, añade Amorós, númerocinco por Barcelona en ERC. Una apuesta que aún está lejos de representar el 18% de lapoblación extranjera residente en Catalunya. Aquella veintena de nouvinguts apena rozael 1% de los 3.882 inscritos en total.

Los fichajes

En ninguna formación fueron ubicados con opciones reales de ocupar un escaño. Sólohay tres excepciones: el marroquí Mohamed Chahib (24 por Barcelona) y el uruguayo Roberto Labandera (18 por Barcelona), del PSC, que se presentan por segunda y cuartaocasión. La tercera fue menos afortunada porque murió por problemas de salud antesde iniciar la campaña: la uruguaya Claudia Fernández de ERC (4 por Girona). “Quedamal poner por poner inmigrantes y por eso han entrado tan pocos”, aseguró a estediario un militante republicano del ámbito de inmigración. En cambio para el artífice deesta participación en el PSC, Josep Maria Sala, “es un proceso largo y no podemos hacer discriminación positiva, ubicándolos por delante de quienes llevan más años en lamilitancia”.

Fuentes de CiU e ICV admiten que todo esto responde a una estrategia a largo plazo:utilizar las listas al Parlament para calentar el voto inmigrante de cara a las municipalesdel 2011. En esos comicios se conocerá la verdadera incidencia de los 260.000 nuevoselectores que hay en Catalunya, según la Associació de Municipis i Comarques (ACM), mediante los acuerdos de reciprocidad firmados por el Gobierno con 15 países nocomunitarios. También podrán participar los nacionales de los 27 estados miembros de laUE.

Los nouvinguts quieran refrescar las ideologías clásicas. “Estamos llamados a serprotagonistas de la historia de este país”, afirma el ecosocialista Juan Carlos Villamizar(17 por Barcelona), quien llegó desde Colombia en el 2002 como refugiado político. Sucompañera Malika Zedjaoui (número 45 por Barcelona), nacida en Francia de padreargelino y madre burgalesa, cree que “es necesaria la unidad de toda la clase trabajadora,con independencia del origen, lengua o cultura”. Los verdes han sacado provecho de laintegración sindical. “El sindicato es un reflejo de los cambios sociales y siempre me hesentido valorada por mi capacidad y no por mi procedencia”, apunta Saida Ehliluch (36por Barcelona), responsable de Ocupación y Compromiso Social de CCOO en el BaixLlobregat.

La búsqueda de sintonías

El asociacionismo ha sido el semillero más prolífico. Lo sabe bien el argentino JavierBonomi, único en haberse presentado como independiente (32) en la candidaturasocialista. Sin embargo, no consiguió inscribirse a tiempo debido al trámite administrativo de la nacionalidad. Ha estado cultivando durante años su relación con el PSC, bajo lainfluencia directa de Josep Maria Sala, desde la presidencia de Fedelatina. Otro socialistaque proviene del asociacionismo es Divaika Kiemba (45 por Barcelona), nacido en laRepública Democrática de Congo: “Quiero mejorar la relación entre los extranjeros yla población local porque aún hay eventos vecinales que no cuentan con las entidadescreadas por inmigrantes”.

La apertura de la Casa Gran del Catalanisme a los nouvinguts, por parte de CiU,ha sido más bien tímida. El partido que acaricia en los sondeos la mayoría absolutasólo dio cabida a dos candidatos venidos de fuera. Aouatif Stitou (73 por Barcelona),natural de Marruecos, cuenta que “esta responsabilidad es todo un honor, pero aún soyindependiente”. Esta profesora de instituto de 31 años sería entre su comunidad unamisionera de los postulados nacionalistas: “La sentencia del Estatut afecta a todo un paísy no sólo un partido; por eso es importante para los extranjeros entender que es injusta”.

En ERC todo parecido con la realidad es mera coincidencia. M’hammed AbdelouhedAllaoui pertenece a la comunidad amazigh de Marruecos. Amorós explica que “no hasido intencional escoger al miembro de una etnia independentista”. Pero Allaoui comulgaperfectamente con las tesis que lidera Joan Puigcercós: “El recorte del Estatut ha alejadomucho más a Cataluña del resto de España y ha demostrado que la vía autonómica hacaducado. Por esto se debe avanzar en esta fórmula de relaciones bilaterales entre lasdos partes: Cataluña y el Estado español”.

El pasado que amenaza con volverPor ahora la historia no se repetirá. El Movimiento Ecuatoriano en Catalunya (Movecat) esel fallido germen de un partido formado sólo por inmigrantes. Definido a sí mismo comouna “plataforma política social para ecuatorianos”, recordó a más de uno la irrupción delPartido Andalucista que en 1980 llegó al Parlament con dos escaños. Aquella experienciase diluyó al cabo de una legislatura, pero fue el síntoma evidente de que entonces nose habían hecho todos los deberes en materia de integración. Por el momento Movecatse ha contentado con movilizar el nuevo electorado en torno a CiU. Pero en otrascomunidades autónomas ya existes partidos creados para inmigrantes: el Partido de losExtranjeros (PDEX) en Alicante y el Partido de los Inmigrantes Nueva Generación (PIN)en Madrid.

Los fichajes

La presencia de los inmigrantes en las listas es un reflejo de la inmigración más reciente.Son en total 9 de África, 9 de Latinoamérica y 2 de Europa. Queda una deuda pendientecon los países de Asia con importante presencia en Catalunya, como China, Pakistán o Bangladesh.

PSC es el partido que más candidatos de origen extranjero tiene. Son nueve en total,cuatro latinoamericanos, cuatro árabes y un africano.

ICV ha presentado en sus listas a tres árabes y tres latinoamericanos. En relación a losresultados del 2006, es proporcionalmente el partido que ha hecho una apuesta másdecidida.

ERC tenía dos inmigrantes en sus listas, pero uno de ellos perdió la vida por problemasde salud en el mes de septiembre. El otro es de origen marroquí.

CiU ha presentado dos candidatos nacidos en otros países: una marroquí y un italiano.

PP inscribió sólo una ciudadana de origen belga.

C’s cuenta con una catalana de origen ecuatoriano en el puesto número 67.

Anuncios

Como todo en la vida, lo más difícil será poner en práctica las buenas palabras. Para hacerlo más fácil lo hemos dejado por escrito. Después de 13 años se ha reeditado la “Guía sobre el tratamiento de la diversidad cultural en los medios de comunicación”, en cuya elaboración participé junto a un equipo desinteresado de periodistas: Julià Castelló, Sonia García, Margarita García. También, por supuesto, los autores de la primera edición: Isidre Ramos y Paco Martín.

Seré cruel, pero sincero: la Guía poco o nada interesa a los medios de comunicación. La presentación que se realizó el 4 de noviembre en el Colegio de Periodistas de Catalunya (CPC) no contó con la cobertura por parte de ninguno. Sólo con una excepción: la Agència Catalana de Notícies (ACN). Para explicar el contexto a los extraterrestres, la ACN pertenece al gobierno autonómico de Catalunya. En la mesa de presentación se encontraba Joan Manuel Tresserras, consejero de Cultura y Medios de Comunicación. ¿Habría acudido la ACN sin un cargo público como asistente? Es muy probable que no. Lo digo sin especular. Tampoco tuvimos cobertura de la prensa generalista cuando se realizó la II Jornada de Periodistas de Medios de la Inmigración. Sólo lo hizo algún medio especializado en este ámbito. Afortunadamente existe Internet y los blogs.

La Guía está disponible en formato PDF y pienso que conserva el espíritu inicial de la primera edición. Así que en mis palabras de presentación evité repetir lo que ya está en ella, sino más bien, explica porqué fue necesaria la actualización. Este es un extracto de lo que dije:

“Habían pasado trece años. Muchas cosas han cambiado en Catalunya desde entonces. Para empezar, el título nos decía que este país ya no era el mismo. El anterior manual hacía referencia al “tratamiento de las minorías étnicas en los medios de comunicación social”. Aquellas etnias ahora son más que una minoría: son nada menos que el 18% de los habitantes, la quinta parte de nuestros vecinos.

Así que la etiqueta, como todas, se quedaba corta. Había que adoptar un nuevo concepto para referirse a los nuevos catalanes llegados de otras partes del mundo. Incluso el de sus hijos, muchos de los cuales, navegan en confusas aguas buscando una identidad. Para empezar, ya no se trata exclusivamente de etnias. Algunos son hijos de los catalanes que algún día se refugiaron en tierras lejanas. Otros sí que tienen colores, acentos y costumbres realmente diferentes. En todo caso la conclusión fue que ya no son una minoría.

No nos venía bien hablar de etnias ni minorías. Así que el manual pasó a hablar de “tratamiento de la diversidad cultural” en los medios de comunicación. Esto nos pareció más amplio, más inclusivo, más actualizado. Más ajustado a la realidad de hoy.

En una sociedad donde dos de cada tres nuevos ciudadanos que nacen son hijos de extranjeros, también han cambiado las informaciones sobre ellos en los medios de comunicación. La prensa ahora tiene más responsabilidad, porque la diversidad cultural ha dejado de ser una anécdota, para ser una realidad cotidiana. También los periodistas deben asumir una nueva actitud: en sus manos está la convivencia en armonía de todos los catalanes.

No se trata de ser condescendientes ni paternalistas. Mucho menos de dar la alarma ante cualquier manifestación cultural que evoque nuevas cruzadas contra civilizaciones tan cercanas como la puerta del vecino. Simplemente de ser responsables. Simplemente de responder con sinceridad si buscamos reventar ratings de audiencia, vender periódicos como panes, y escuchar la respuesta atentamente antes de publicar cualquier pieza informativa.

Los análisis realizados sobre los contenidos de los medios de comunicación muestran que las personas consideradas “diferentes”, sean de origen inmigrante o del pueble gitano, aparecen casi siempre como un problema, como una amenaza o como personas a quienes les llegan todas las desgracias. En cualquier caso se denigra su figura como víctimas o victimarios por el mero hecho de aparecer como diferentes. El tratamiento informativo debe ser igual para todos los ciudadanos.

En su función social los medios de comunicación deberían reflejar la composición de la sociedad. Pero lamentablemente esto no es así: sólo un cinco por ciento de los alumnos de primer año de licenciatura en las universidades catalanes son de origen extranjero. La misma mínima presencia se extiende a las redacciones de los medios de comunicación. Defiendo que debe fomentarse la presencia de profesionales de distintos orígenes en estas empresas, porque incorporarlos no es socialmente justo, sino periodísticamente necesario de cara a la calidad informativa y a la aportación de nuevas miradas sobre la realidad.

También hay otra novedad: en la redacción de estas recomendaciones participaron los protagonistas de las noticias que el manual espera orientar. Periodistas de origen extranjero que ejercen su profesión en Catalunya, junto a otros colegas autóctonos, que trabajaron juntos por una misma causa: el periodismo de calidad.”

En la realización de esta guía han participado la Secretaría para la Inmigración del Departamento de Acción Social y Ciudadanía, la Secretaría de Medios de Comunicación del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalidad de Cataluña, el Consejo de la Audiovisual de Cataluña, la Mesa para la Diversidad en el Audiovisual, el Plan Integral del Pueblo Gitano, el Centro UNESCO de Cataluña y la Comisión de Periodismo solidario del CPC.

En la imagen desde la izquierda: Gustavo Franco, Joan Manuel Tresserras, consejero de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Cataluña y Neus Bonet, vice-decana del Colegio de Periodistas de Catalunya.





A %d blogueros les gusta esto: