La novela que el lector tiene en las manos fue, anteriormente, un reportaje periodístico

Lo diré de una vez para que quede constancia: “Molly, historia sobre los centros de menores en Catalunya” es un reportaje hecho novela. ¿Reportaje? Porque todo lo que cuenta ocurrió realmente. ¿Novela? Porque las circunstancias nos obligaron a camuflar nombres y fechas. Haberlo hecho de otra manera habría sido un escándalo; gran satisfacción igualmente. Pero resolverlo tal como se ha publicado, ha conseguido universalizar dos temas actuales. El primero: la actitud desproporcionada, a veces, de los servicios sociales para retirar la tutela de los menores a sus padres. El segundo: el periodismo como perro guardián del poder.

Cuando teníamos el texto casi listo, hacia febrero de 2010, el compañero Jesús Martínez Fernández y yo nos encontramos con un dilema: cómo esquivar tres amenazas de demanda legal. Entonces consultamos tres despachos jurídicos diferentes. Además, pedimos el consejo de amigos y los amigos de los amigos. El más sabio lo dejó plasmado nuestro apreciado José Membrive, con la frase que da el título a este post y escrita en la Carta del Editor. En el breve pero preciso texto anota:

Frente al reportaje periodístico que señala con el dedo a personas concretas, que culpabiliza y afirma, que reduce el tema a un caso particular, el género narrativo lo universaliza. Los nombres y apellidos reales no vienen a cuento.

Esta experiencia me recordó a Truman Capote y su obra más conocida A sangre fría. Capote hizo entrevistas y consultó documentos, para publicar en sus propias palabras, una “nonfiction novel” (novela testimonio). En cambio Jesús se identificó más con El periodista y el asesino, de Janet Malcom. La autora narra la historia de un periodista que se enreda con un asesino para conseguir que le confíe la historia de su crimen. En cambio José, nuestro editor, fue aún más noble en el símil: comparó el caso con El Quijote de Cervantes. “Él también tuvo que buscar artilugios para contar su historia sin represalias”, nos dijo una mañana de cortados en la barra de un bar.

Un tema pendiente

Finalmente en junio de 2010, con el sello de la Editorial Carena, salió de la imprenta “Molly, historia sobre los centros de menores en Catalunya”. Ha pasado un mes más o menos y ambos autores estamos invitados el próximo 22 de octubre, a comentar nuestro libro en un debate sobre “medios de comunicación e infancia”. La Federació d’Entitats d’Atenció i d’Educació a la Infància i l’Adolescència, cree que podemos aportar hablando sobre los “tipos de conflicto entre la necesidad de informar y la intimidad del menor”.

Los centros de menores han sido un tema ocasional en los medios de comunicación. Durante el 2009, especialmente cuando se conocieron los informes del Defensor del Pueblo y el de Amnistía Internacional. Pero luego del efecto mediático de un par de días, los títulares relacionados se desvanecieron como humo. Por un lado, el periodismo de investigación es un bien escasísimo. Es costoso y tiene un precio político que no todas las empresas de medios, en sociedades democráticas o no, se pueden permitir. Ahí les va  la conclusión del periodista Javier Chicote, autor del prólogo de “Molly”:

Una investigación puede significar el fin de un contrato publicitario o la no concesión de una licencia de radio o televisión a la empresa editora del medio en cuestión. Así vemos el periodismo de investigación
totalmente marginado (los grandes titulares de los medios de referencia provienen, principalmente, de filtraciones interesadas —policiales, judiciales y políticas—, no de investigaciones periodísticas).

Chicote llegó a esta conclusión en su tesis de doctorado en la Universidad Complutense de Madrid; defendida en el 2005 y laureada por unanimidad.

La otra causa del humo que quedó de los informes es la actitud de la Administración. Toda denuncia que pueda cuestionar el sistema de los servicios de atención a la infancia, recibe una contradenuncia de los servicios jurídicos a disposición de los funcionarios de turno. Así fue cómo le ocurrió a Amnistía Internacional. El sistema de protección de menores tiene su razón de ser. Pero nadie puede negar que el sistema también comete errores.

En la foto: Jesús y yo en el bar de nuestras tertulias periodísticas en la plaza Vicenç Martorell de Barcelona.

Compra “Molly, historia sobre los centros de menores en Cataluña”, en las librerías y en Amazon por sólo tres euros 😉

Anuncios

  1. Gustavo

    Esta frase que resaltas de Javier Chicote, “Una investigación puede significar el fin de un contrato publicitario o la no concesión de una licencia de radio o televisión a la empresa editora del medio en cuestión. Así vemos el periodismo de investigación
    totalmente marginado (los grandes titulares de los medios de referencia provienen, principalmente, de filtraciones interesadas —policiales, judiciales y políticas—, no de investigaciones periodísticas)” es una manera de decir lo que yo te había manifestado hace unos meses sobre el tema del poder detrás del poder, en éste caso dentro de tu rama periodística, pero se aplica en todo ámbito.

    Me gustan tus comentarios sobre la historia detrás de tu obra, los siento también como reflexiones tuyas, fabuloso, haz extensivo estas palabras a Jesús.

  1. 1 Una novela basada en hechos reales « Asoc Familias Acolledoras de Galicia

    […] Estoy en: gustavo.franco.cruz Visita mi blog: La novela que el lector tiene en las manos fue, anteriormente, un reportaje periodístico […]

  2. 2 Han dicho sobre Molly… « gustavo franco cruz

    […] promoción de mi libro sobre los centros de menores, escrito junto a Jesús Martínez, comenzó en septiembre del 2010. Desde entonces se ha comentado, […]




Comparte tu opinión sobre este artículo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: